E.g., 04/14/2021
E.g., 04/14/2021
Construcción de un nuevo sistema migratorio regional: Redefiniendo la cooperación entre Estados Unidos con México y Centroamérica

La migración entre los Estados Unidos y sus países vecinos al sur es un fenómeno duradero y a la vez uno en constante cambio. Mientras la pandemia del COVID-19 y las medidas impuestas para frenar el contagio del virus han limitado la movilidad, preguntas frecuentes sobre cómo manejar la migración regional siguen siendo vigentes y más relevantes que nunca. Éstas incluyen cómo abordar los flujos mixtos de migrantes económicos sin autorización y las personas huyendo de la persecución, muchos de los cuales viajan en familias o con menores no acompañados, y cómo facilitar el movimiento legal de trabajadores para satisfacer la demanda laboral y utilizar efectivamente el capital humano de la región.

La administración de Trump se ha enfocado principalmente en reforzar los controles fronterizos y limitar el acceso al asilo en la frontera, con el objetivo de impedir la migración y retornar a quienes lleguen al cruce fronterizo sin autorización para entrar al país. No obstante, esta estrategia enfocada netamente en aplicar las leyes probablemente no será sostenible a largo plazo.

Suscríbase para recibir actualizaciones de MPI en español

MPI publica algunas de sus investigaciones en español. Si desea recibir notificaciones sobre estas publicaciones, por favor suscríbase aquí.

Este informe presenta un planteamiento alternativo, uno que refleja las diversas caras de la migración en la región y que se basa en la cooperación con México y los países centroamericanos. Sus elementos principales son:

  1. Ampliar las oportunidades de movimientos migratorios legales, mediante el incremento de accesibilidad a permisos de trabajo estacionales para los ciudadanos de los países de Centroamérica con mayores presiones migratorias;
  2. Reestablecer el asilo en la frontera EEUU-México, pero con procesos eficientes para asegurar decisiones justas y puntuales;
  3. Reformar la protección de la frontera en México y los Estados Unidos con el fin de que esta sea más eficaz y humana;
  4. Invertir en el desarrollo económico e institucional en Centroamérica con el propósito de mitigar las fuerzas que impulsan la emigración.

Aunque la transición de un enfoque al otro no puede suceder de manera repentina—y de hecho, la cuidadosa secuenciación de las políticas será esencial para no provocar un incremento en la migración en la región—esta es crucial para que los Estados Unidos y sus socios puedan mover hacia un sistema de migración más segura, ordenada y legal.

To read this report in English, click here.

Table of Contents 

1         Replanteamiento de estrategias regionales para hacer frente a la migración

2         Surgimiento de un sistema migratorio regional

3         Creación de oportunidades migratorias de trabajo temporal

4         Reconstrucción de sistemas de protección humanitaria
A.       Expansión de los sistemas de protección dentro del país
B.       Apoyo al sistema de asilo mexicano e iniciativas de reasentamiento
C.       Fortalecimiento de la reinserción de refugiados en Estados Unidos

5         Garantizar una vigilancia fronteriza transparente y basada en reglas

6         Invertir en desarrollo económico e institucional

7         Hacia un nuevo sistema migratorio regional