E.g., 12/13/2019
E.g., 12/13/2019

Inmigrantes centroamericanos en los Estados Unidos

Adjust Font    |    Print    |    RSS    |    Copyright & Reuse

Inmigrantes centroamericanos en los Estados Unidos

Mujeres y la bandera de Honduras

Inmigrantes hondureños demuestran la bandera hondureña en Washington, DC. (Foto: jurban/Flickr)

Click here to read the article in English.

Durante 2018 y 2019, el aumento en las llegadas de inmigrantes y solicitantes de asilo provenientes de Centroamérica en la frontera de México y los Estados Unidos pusieron a prueba la capacidad del sistema migratorio estadounidense. Aunque la atención de los medios y la opinión pública se enfocó en el incremento creciente en el número de familias y niños no acompañados del Triángulo Norte centroamericano, la inmigración de la región hacia los Estados Unidos tiene una historia que abarca décadas. Casi la mitad de los aproximadamente 3.5 millones de inmigrantes centroamericanos residentes en los Estados Unidos en 2017 arribaron antes del año 2000. Los inmigrantes de El Salvador, Guatemala y Honduras—países que conforman el Triángulo Norte centroamericano—representaban 86 por ciento de todos los centroamericanos en los Estados Unidos. En 2017, los inmigrantes centroamericanos formaban parte del 8 por ciento del total de los 44.5 millones de inmigrantes en Estados Unidos.

Definiciones

La Oficina del Censo de los Estados Unidos define a los nacidos en el extranjero como individuos que no tenían la ciudadanía estadounidense al nacer. La población nacida en el extranjero incluye ciudadanos naturalizados, residentes legales permanentes, refugiados y asilados, no-inmigrantes legales (incluidos aquellos con visas de estudiante, trabajo u otras visas temporales), y personas que residen en el país sin autorización.

Los términos “nacido en el extranjero” e “inmigrante” se utilizan de manera intercambiable y se refieren a los que nacieron en otro país y más tarde emigraron a los Estados Unidos. Limitaciones en la recopilación de datos no permiten la inclusión de aquellos que obtuvieron la ciudadanía en una nación centroamericana por naturalización y posteriormente se trasladaron a los Estados Unidos.

En este artículo, Centroamérica incluye a los siguientes países: Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá. Algunos datos de este análisis también incluyen a personas para las cuales la designación utilizada por la Oficina del Censo, “Otro América Central, ns / nec (no especificado o clasificado en otra parte” fue utilizado para describir su lugar de nacimiento. El Triángulo Norte de Centroamérica se refiere a El Salvador, Guatemala y Honduras.

Durante la década de 1980, las guerras civiles en El Salvador, Guatemala y Nicaragua impulsaron un número importante de centroamericanos a emigrar hacia los Estados Unidos. Sucedió una época de desplazamientos, inestabilidad económica e inseguridad y, aunque los conflictos civiles cesaron de manera formal en los tres países después de la firma de acuerdos de paz en la siguiente década, la incertidumbre política y económica continuó azotando la región, al igual que la migración hacia el norte, a donde muchos individuos llegaron de forma ilegal. Entre 1980 y 1990, la población inmigrante centroamericana en los Estados Unidos se triplicó.

Varios desastres naturales, incluyendo el Huracán Mitch en Honduras y Nicaragua en 1998, así como los terremotos de El Salvador a inicios de 2001, llevaron a los Estados Unidos a designar a hondureños, nicaragüenses y salvadoreños elegibles para el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés), el cual otorga permisos de trabajo y protección temporal de deportación a ciudadanos de ciertos países que ya sean residentes en los Estados Unidos. En 2017 y los principios de 2018, la administración del presidente Trump anunció que no renovaría las designaciones TPS para los tres países. Sin embargo, dichas acciones fueron desafiadas por la justicia federal y, al momento en que este texto era escrito, el estatuto todavía incluía a los tres países.

A día de hoy, muchos centroamericanos continúan huyendo de la inseguridad y pobreza exacerbadas por sequías y malas cosechas. Los países del Triángulo Norte son especialmente afectados por un alto índice de homicidios (aunque éstos han disminuido en años recientes), actividad pandillera, extorsiones e instituciones públicas corruptas.

Desde el año fiscal 2011, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) aprehendió a un alto número de niños no acompañados y familias inmigrantes. Durante el año fiscal 2018, CBP arrestó a más de 38,000 niños no acompañados y casi 104,000 individuos provenientes de El Salvador, Guatemala y Honduras que viajaban como parte de una familia en la frontera de México y los Estados Unidos. En el año fiscal 2018, 58 por ciento de los menores no acompañados y 49 por ciento de aquellos inmigrantes que formaban parte de una familia provenientes del Triángulo Norte eran guatemaltecos. Hasta junio de 2019, CBP había arrestado a más de 363,000 inmigrantes de familias provenientes de los tres países durante los primeros nueve meses del año fiscal, cifra que triplicaba el total de arrestos del año fiscal 2018. Un importante número de familias y niños no acompañados ha solicitado asilo y muchos han sido puestos en libertad en los Estados Unidos después de un proceso de audiencia en la corte migratoria de dicho país.

De 1980 a 2017, el tamaño de la población centroamericana creció aproximadamente diez veces (ver Gráfico 1). Desde 1980, los inmigrantes de El Salvador, Guatemala y Honduras formaban parte de los mayores aumentos en la población centroamericana, con cada grupo de origen creciendo en más de 1,350 por ciento hasta 2017. Otros grupos de origen tuvieron tasas de crecimiento mucho más bajas.

Gráfico 1. Población de inmigrantes centroamericanos en Estados Unidos, 1980-2017

Fuentes: Datos de 2010 de la Oficina del Censo de los Estados Unidos y la Encuesta de Comunidades Estadounidenses (ACS, por sus siglas en inglés) de 2017; Campbell J. Gibson y Emily Lennon, "Historical Census Statistics on the Foreign-Born Population of the United States: 1850-2000" (documento de trabajo no. 81, Oficina del Censo de los Estados Unidos, Washington, DC, febrero de 2006), disponible en línea.

Haga clic aquí para una tabla interactiva en inglés que muestra los cambios en el número de inmigrantes provenientes de Centroamérica en Estados Unidos a lo largo del tiempo. Seleccione países individuales del menú desplegable.

En 2017, El Salvador, Guatemala y Honduras fueron los primeros tres países de origen de inmigrantes de Centroamérica, seguidos de Nicaragua, Panamá, Costa Rica y Belice (ver Tabla 1).

Tabla 1. Países de origen de inmigrantes centroamericanos en Estados Unidos, 2017

Fuente: Tabulación de datos de Migration Policy Institute (MPI) con cifras de la Encuesta de Comunidades Estadounidenses (ACS) de la Oficina del Censo de los Estados Unidos en 2017.

Alrededor de una tercera parte de los inmigrantes centroamericanos son ciudadanos estadounidenses naturalizados, y la mayoría de quienes recibieron el estatus de residente legal permanente (LPR, por sus siglas en inglés) en 2017 lo hicieron a través de canales de reunificación familiar. Por lo general, los inmigrantes centroamericanos tienden a tener un nivel de escolaridad, dominio del inglés y salarios más bajos que la mayoría de la población inmigrante total, pero forman parte de la fuerza laboral en una proporción mayor que los adultos nacidos en el extranjero y los nacidos en los Estados Unidos. Los centroamericanos también son unos de los mayores beneficiarios de los programas Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) y TPS, ambos en la mira para ser cancelados por la administración Trump, pero mantenidos en funciones, al menos de forma temporal, por órdenes judiciales. Aunque los países centroamericanos comparten orígenes culturales y lingüísticos similares, las condiciones socioeconómicas varían de manera significativa entre ellos. Debido a una enorme proporción de individuos del Triángulo Norte, las características de los inmigrantes centroamericanos son influidas por el perfil de aquellos provenientes de esos tres países.

Más de 4.4 millones de migrantes internacionales de Centroamérica alrededor del mundo se han establecido en otro país, de acuerdo a cifras estimadas en 2017 por la División de Población de las Naciones Unidos. Casi 80 por ciento de ellos residían en los Estados Unidos, el primer destino para cada país de origen en la región a excepción de Nicaragua, cuyo primer destino fue Costa Rica. Aproximadamente 15 por ciento (649,000) se estableció en otro país en Latinoamérica y el Caribe, donde México destacaba como un destino frecuente. Un dos por ciento de inmigrantes centroamericanos residían en Europa del Sur (109,000) y 2 por ciento de ellos lo hacían en Canadá (100,000).

Haga clic aquí para ver un mapa interactivo en inglés sobre dónde se han establecido los inmigrantes de Centroamérica (y otros países) alrededor del mundo.

Usando datos de la Oficina del Censo de los Estados Unidos (siendo la más reciente la Encuesta de Comunidades Estadounidenses [ACS, por sus siglas en inglés] y con datos agrupados de 2013 a 2017), el Anuario de Estadísticas Migratorios del Departamento de Seguridad Interior de los Estados Unidos, así como datos de remesas anuales del Banco Mundial, este Enfoque proporciona información sobre la población de inmigrantes centroamericanos en los Estados Unidos, destacando su tamaño, distribución geográfica y características socioeconómicas.

Haga clic en los siguientes vínculos para obtener mayor información:

Distribución por estado y ciudades clave

Casi la mitad (49 por ciento) de los inmigrantes centroamericanos en los Estados Unidos vivían en California (26 por ciento), Texas (12 por ciento) y Florida (11 por ciento). Casi 30 por ciento se establecieron en cuatro condados: Los Ángeles, California; Harris, Texas; Miami-Dade, Florida y Prince George, Maryland.

Los más grandes grupos de salvadoreños (263,700) y guatemaltecos (173,700) vivían en el Condado de Los Ángeles, mientras que el Condado de Miami-Dade era el destino más popular para nicaragüenses (78,700) y costarricenses (5,500). La población inmigrante centroamericana del condado Prince George se componía principalmente por salvadoreños (43,500) y guatemaltecos (14,400); el condado de Harris County tenía un gran número de salvadoreños (105,000) y hondureños (51,600).

Gráfico 2. Principales estados de destino para inmigrantes centroamericanos en los Estados Unidos, 2013-17

Nota: Los datos combinados de ACS entre 2013 y 2017 fueron usados para obtener estimados estadísticamente válidos a nivel estatal para grupos de poblaciones más pequeñas. No se muestran las poblaciones de Alaska y Hawái debido a su tamaño minúsculo; para más detalles, favor de visitar el Centro de Datos de MPI para ver un mapa interactivo en donde se muestra la distribución geográfica de inmigrantes por estado y condado. Se encuentra disponible en línea.
Fuente: Tabulación de datos de Migration Policy Institute (MPI) con cifras de la Encuesta de Comunidades Estadounidenses (ACS) de la Oficina del Censo de los Estados Unidos de 2013 a 2017.

Haga clic aquí para un mapa interactivo en inglés que muestra la distribución geográfica de inmigrantes por estado y contado. Seleccione países individuales del menú desplegable para ver qué estados y condados tienen el mayor número de inmigrantes centroamericanos.

Las áreas metropolitanas de Los Ángeles, Nueva York, Washington, DC, Miami y Houston albergaban al mayor número de inmigrantes centroamericanos, que en conjunto representaban 51 por ciento de todos los centroamericanos en el país.

Gráfico 3. Destinos metropolitanos con mayor número de inmigrantes centroamericanos en Estados Unidos, 2013-17

Nota: Los datos combinados de ACS entre 2013 y 2017 fueron usados para obtener estimados estadísticamente válidos a nivel estatal para grupos de poblaciones más pequeñas. No se muestran las poblaciones de Alaska y Hawái debido a su tamaño minúsculo.
Fuente: Tabulación de datos de Migration Policy Institute (MPI) con cifras de la Encuesta de Comunidades Estadounidenses (ACS) de la Oficina del Censo de los Estados Unidos de 2013 a 2017.

Haga clic aquí para acceder a un mapa interactivo en inglés que destaca las áreas metropolitanas con las concentraciones más grandes de inmigrantes. Puede seleccionar países individuales mediante el menú desplegable para ver qué áreas tienen el mayor número de inmigrantes centroamericanos.

Tabla 2. Mayores concentraciones de inmigrantes centroamericanos por área metropolitana, 2013-17

Fuente: Tabulación de datos de Migration Policy Institute (MPI) con cifras de la Encuesta de Comunidades Estadounidenses (ACS) de la Oficina del Censo de los Estados Unidos de 2013 a 2017.

Dominio del inglés

La mayoría (66 por ciento) de inmigrantes centroamericanos tienen un limitado dominio del inglés, comparado con el 48 por ciento de la población nacida en el extranjero. Los guatemaltecos (71 por ciento), salvadoreños (70 por ciento) y hondureños (68 por ciento) comprendían los grupos de centroamericanos que más probablemente tuvieran un Dominio Limitado del Inglés (LEP, por sus siglas en inglés). Los panameños (21 por ciento) eran más propensos que la población total de inmigrantes en los Estados Unidos (16 por ciento) de hablar únicamente inglés en sus hogares. En general, cerca de 7 por ciento de los inmigrantes centroamericanos reportaron hablar únicamente inglés en sus hogares.

Nota: Un dominio limitado del inglés se refiere a personas que indicaron que hablaban inglés en una escala inferior a “muy bien.”

Edad, educación y empleo

La población de inmigrantes centroamericanos tiene aproximadamente la misma edad que la población nacida en el extranjero y es un poco más vieja que la nacida en los Estados Unidos. En 2017, la edad media de inmigrantes centroamericanos era de 40 años aproximadamente, comparada con los 45 y 36 años de nacidos en el extranjero y nacidos en los Estados Unidos, respectivamente. Los inmigrantes guatemaltecos y hondureños (37 años cada uno) tienden a ser más jóvenes que otros inmigrantes centroamericanos.

Ochenta y tres por ciento de los inmigrantes centroamericanos estaban en edad de trabajar (18-64 años), comparados con el 79 por ciento de nacidos en el extranjero y 59 por ciento de nacidos en los Estados Unidos.

Gráfico 4. Distribución de edad por origen de residentes en los Estados Unidos, 2017

Fuente: Tabulación de datos de Migration Policy Institute (MPI) con cifras de la Encuesta de Comunidades Estadounidenses (ACS) de la Oficina del Censo de los Estados Unidos, 2017. Puede que los números no sumen 100 debido a que se redondearon al número entero más próximo.

Casi la mitad (47 por ciento) de los inmigrantes adultos centroamericanos (de 25 años o más) obtuvieron un nivel educativo menor a un certificado de preparatoria en 2017, comparado con 28 por ciento de todos los inmigrantes adultos y 9 por ciento de los adultos nacidos en los Estados Unidos. Cerca de una cuarta parte (26 por ciento) tenía por lo menos un certificado de preparatoria y 10 por ciento había recibido un título de licenciatura o un grado de estudios superior. Comparado con otros inmigrantes centroamericanos, los guatemaltecos tendían a tener un nivel educativo más bajo con 55 por ciento de ellos sin haber obtenido un certificado de preparatoria. En contraste, los panameños tenían un mejor nivel educativo: 32 por ciento tenía un título de licenciatura o un mayor grado de estudios en 2017, unas cifras similares tanto a nacidos en el extranjero como ciudadanos nacidos en los Estados Unidos (31 y 32 por ciento, respectivamente).

Los inmigrantes centroamericanos participan en la fuerza laboral en un porcentaje más alto que las poblaciones nacidas en el extranjero y nacidas en los Estados Unidos. Alrededor de 72 por ciento de inmigrantes centroamericanos se encontraban en la fuerza laboral civil, comparada con el 66 por ciento de la población inmigrante actual y 62 por ciento de los individuos nativos. Los salvadoreños y guatemaltecos tuvieron las más altas tasas de participación en la fuerza laboral (74 por ciento cada uno).

Los inmigrantes centroamericanos trabajaban con mayor probabilidad dentro del sector servicios (32 por ciento); recursos naturales, construcción y mantenimiento (23 por ciento); y producción y transporte de materiales (18 por ciento). Estos fueron los tres grupos más comunes de ocupaciones para inmigrantes salvadoreños y guatemaltecos, con 35 por ciento de salvadoreños y 34 por ciento de guatemaltecos empleados en ocupaciones de servicios. Aunque las ocupaciones de servicios eran también una de las tres principales áreas de empleo para inmigrantes panameños y costarricenses, dichos grupos eran más propensos que otros adultos centroamericanos a ser empleados en ocupaciones de dirección, negocios, ciencia y artes, así como ventas y trabajos de oficina (38 por ciento de inmigrantes panameños y 28 por ciento de costarricenses).

Gráfico 5. Trabajadores empleados en la fuerza laboral civil (de 16 años o más) por ocupación y origen, 2017

Fuente: Tabulación de datos de Migration Policy Institute (MPI) con cifras de la Encuesta de Comunidades Estadounidenses (ACS) de la Oficina del Censo de los Estados Unidos, 2017.

Ingresos y pobreza

Los inmigrantes centroamericanos generalmente tienen salarios más bajos que los ciudadanos nacidos en el extranjero y nacidos en los Estados Unidos. El salario medio de hogares con un inmigrante centroamericano como jefe de familia en 2017 era de aproximadamente 46,000 dólares, comparado con los 56,700 y 60,800 para los hogares de nacidos en el extranjero y nacidos en los Estados Unidos, respectivamente. Los nicaragüenses y panameños fueron quienes obtuvieron los mayores ingresos de todos los inmigrantes centroamericanos—el ingreso medio por hogar en cada grupo fue de 56,700 dólares, seguido de Costa Rica (53,400 dólares). Los hogares guatemaltecos y hondureños tuvieron los salarios más bajos: 43,000 y 40,000 dólares, respectivamente.

Los inmigrantes centroamericanos tendían a vivir dentro del umbral de la pobreza. Mientras que 15 por ciento de los nacidos en el extranjero y 13 por ciento de los nacidos en los Estados Unidos formaban parte de familias debajo de la línea de la pobreza, 19 por ciento de todos los inmigrantes centroamericanos vivían en la pobreza en 2017. Las tasas de pobreza fueron más altas para inmigrantes hondureños (25 por ciento) y guatemaltecos (22 por ciento).

Vías de inmigración y naturalización

Hasta 2017, 1.2 millones de centroamericanos eran ciudadanos estadounidenses naturalizados, representando 34 por ciento del total de la población centroamericana inmigrante. En comparación, 49 por ciento de todos los inmigrantes en 2017 eran ciudadanos naturalizados. Los panameños (74 por ciento), nicaragüenses (62 por ciento) y costarricenses (55 por ciento) tenían más probabilidad de ser ciudadanos naturalizados, mientras que los hondureños (24 por ciento), guatemaltecos (28 por ciento) y salvadoreños (33 por ciento) tenían las tasas más bajas.

Casi la mitad (48 por ciento) de todos los inmigrantes centroamericanos llegaron a los Estados Unidos antes de 2000, comparado con 53 por ciento del total de la población nacida en el extranjero. Los centroamericanos tienen una mayor posibilidad que el resto de los inmigrantes de haber entrado a los Estados Unidos entre 2000 y 2009, mientras que una proporción igual de ambos grupos entró en 2010 o después (ver Gráfico 6). La mayoría de los panameños (76 por ciento) y nicaragüenses (69 por ciento) llegaron antes de 2000, al igual que 54 por ciento de costarricenses, así como el 51 por ciento de salvadoreños. Más de la mitad de los inmigrantes hondureños (62 por ciento) y guatemaltecos (59 por ciento) arribaron en 2000 o antes.

Gráfico 6. Inmigrantes centroamericanos y totales en los Estados Unidos por periodo de llegada, 2017

Nota: Puede ser que los números no sumen 100 debido a que se redondearon al número entero más próximo.
Fuente: Tabulación de datos de Migration Policy Institute (MPI) con cifras de la Encuesta de Comunidades Estadounidenses (ACS) de la Oficina del Censo de los Estados Unidos, 2017.

Como con toda la población inmigrante, la mayoría de los inmigrantes centroamericanos que obtienen un permiso de residencia permanente lo hacen a través de canales de reunificación familiar. En 2017, 56,585 centroamericanos se convirtieron en residentes legales permanentes: 55 por ciento obtuvieron su visa mediante familiares cercanos con ciudadanía estadounidense y 24 por ciento lo hicieron a través de otras opciones de reunificación familiar (ver Gráfico 7). Los costarricenses (11 por ciento) y hondureños (10 por ciento) eran más propensos que otros centroamericanos a convertirse en residentes legales permanentes a través de su trabajo, mientras que los guatemaltecos (11 por ciento) eran más propensos a obtener residencia legal permanente después de obtener asilo.

Gráfico 7. Rutas migratorias de inmigrantes centroamericanos y todos los residentes legales permanentes en los Estados Unidos, 2017

Notas: Familia: incluye todos los hijos adultos y hermanos de ciudadanos estadounidenses, así como cónyuges e hijos de residentes legales permanentes. Familiares cercanos de ciudadanos estadounidenses: incluye cónyuges, hijos menores de edad y padres de ciudadanos estadounidenses. Lotería de visas de diversidad: la Ley de Inmigración de 1990 estableció la lotería de visas de diversidad para dar entrada a inmigrantes de países con bajas tasas de migración hacia los Estados Unidos. Dicha ley señala que habrá 55,000 visas de diversidad disponibles para cada año fiscal. Todos los países centroamericanos son elegibles para la visa de diversidad (DV 2020), a excepción de El Salvador.
Fuente: Tabulación de datos del Departamento de Seguridad Interna de los Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) realizada por MPI; 2017 Yearbook of Immigration Statistics (Washington, DC: Oficina de Estadísticas Migratorias del DHS, 2019), disponible en línea.

Tres de los diez países designados para recibir TPS se encuentran en Centroamérica. Los salvadoreños componen 61 por ciento de los 318,000 estimados solicitantes de TPS*, es decir, cerca de 195,000. Los 57,000 hondureños representan 18 por ciento del total y los nicaragüenses componen menos del 1 por ciento (2,550).

Nota: *Los datos anteriores se refieren al número de individuos que se registraron durante el periodo de registro previo. Una orden judicial emitida por una corte federal en octubre de 2018 le impidió a la administración Trump terminar los TPS para Nicaragua y El Salvador, por lo que la protección continúa en funciones mientras el caso es resuelto (con permiso laboral válido hasta el 2 de enero de 2020). En marzo de 2019, el Departamento de Seguridad Interior de los Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) acordó incluir a hondureños en posesión de un TPS en la misma orden, lo que atrasó la fecha de término de su TPS al 5 de enero de 2020. Estas fechas de terminación continuarán siendo atrasadas si las demandas no han concluido y la orden judicial continúa vigente en diciembre de 2019.

Haga clic aquí para leer un artículo en inglés sobre TPS en los Estados Unidos.

Migration Policy Institute (MPI) estima que, entre 2012 y 2016, aproximadamente 1.65 millones (15 por ciento) de los estimados 11.3 millones de inmigrantes no autorizados en Estados Unidos provenían de Centroamérica. Los países que enviaban un mayor número de dichos inmigrantes fueron El Salvador (655,000), Guatemala (525,000) y Honduras (355,000).

Haga clic aquí para ver perfiles demográficos en inglés de la población inmigrante no autorizada en Estados Unidos a nivel nacional, estatal y de condado. Haga clic aquí para ver un mapa en inglés que muestra los estados y condados en donde los inmigrantes no autorizados de países seleccionados residen dentro de los Estados Unidos.

Hasta 2018, aproximadamente 125,000 jóvenes de El Salvador, Guatemala, Honduras, Costa Rica y Nicaragua reunían los requisitos para obtener autorización de trabajo y protección de deportaciones bajo el programa DACA, de acuerdo con estimaciones de MPI. Desde el lanzamiento del programa en 2012, más de 86,300 jóvenes de estos cinco países centroamericanos iniciaron con las peticiones de DACA y casi 73,600 (85 por ciento) fueron aprobados, de acuerdo con los últimos datos del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés). Hasta el 30 de abril de 2019, 61,900 inmigrantes de estos países eran beneficiarios activos de DACA, incluyendo casi 25,600 salvadoreños, 17,500 guatemaltecos y 16,000 hondureños.

Nota: Los datos de USCIS de aplicaciones y aprobaciones DACA para los 25 países principales. Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua son los únicos países centroamericanos en la lista.

Cobertura de salud

Los inmigrantes centroamericanos son más propensos a no tener seguro de gastos médicos que las poblaciones nacidas en el extranjero y estadounidenses. En 2017, 39 por ciento de los inmigrantes centroamericanos carecían de cobertura médica, comparados con 20 por ciento de la población nacida en el extranjero y 7 por ciento de la estadounidense. La mitad de los hondureños y 47 por ciento de los guatemaltecos no tenían seguro alguno.

Cerca de 40 por ciento de inmigrantes centroamericanos se encontraban cubiertos por un seguro privado de gastos médicos (comparado con 57 por ciento de los nacidos en el extranjero y 69 por ciento de los estadounidenses), y 25 por ciento era cubierto por un seguro público, un número menor a los otros dos grupos de origen (ver Gráfico 8).

Gráfico 8. Cobertura sanitaria de la población en los Estados Unidos, por lugar de nacimiento, 2017

Nota: La suma de porcentajes puede ser mayor a 100 porque existen personas que tienen más de un tipo de seguro.
Fuente: Tabulación de datos de Migration Policy Institute (MPI) con cifras de la Encuesta de Comunidades Estadounidenses (ACS) de la Oficina del Censo de los Estados Unidos, 2017.

Diáspora

Cerca de 6.6 millones de personas que o nacieron en Centroamérica o tenían ascendencia centroamericana conforman dicha diáspora en Estados Unidos, de acuerdo con tabulaciones de la Encuesta de Comunidades Estadounidenses (ACS) de la Oficina del Censo de los Estados Unidos en 2017.

Notas: no hay una definición universalmente reconocida de la palabra “diáspora.” La mayoría de las veces, el término comprende a individuos que señalan tener vínculos ancestrales con un país de origen específico. La diáspora centroamericana incluye todos los individuos nacidos en un país centroamericano, que señalaron tener origen “centroamericano-hispánico” o que respondieron una de las siguientes opciones en dos preguntas de la ACS sobre ascendencia: “costarricense”, “guatemalteco”, “hondureño”, “nicaragüense”, “panameño”, “salvadoreño” o “centroamericano”.

Remesas

De acuerdo con el Banco Mundial, las remesas a nivel global enviadas a Centroamérica por medio de canales formales se incrementaron más de seis veces desde el año 2000, rebasando los 22,3000 millones de dólares en 2018. Las remesas como parte del PIB varían significativamente en cada país, desde menos del 1 por ciento para Panamá y Costa Rica hasta el 20 por ciento para Honduras y 21 por ciento para El Salvador.

Gráfico 9. Flujos anuales de remesas hacia Centroamérica, 1980-2018

* Las cifras de 2018 corresponden a estimaciones del Banco Mundial.
Fuente: Tabulación de datos del Grupo de Prospectos del Banco Mundial realizado por MPI, “Annual Remittances Data,” actualizado en abril de abril de 2019.

Visite la colección de herramientas interactivas en inglés de remesas dentro del Centro de Datos, el cual monitorea las remesas por movimientos de entrada y de salida, entre países, a lo largo del tiempo.

Fuentes

Congressional Research Service (CRS). 2018. Temporary Protected Status: Overview and Current Issues. Washington, DC: CRS. Updated October 10, 2018. Disponible en línea.

Department of Homeland Security (DHS), Office of Immigration Statistics. 2019. 2017 Yearbook of Immigration Statistics. Washington, DC: DHS Office of Immigration Statistics. Disponible en línea.

Food and Agriculture Organization of the United Nations (FAO). 2019. Drought in the Dry Corridor of Central America. Accessed July 22, 2019. Disponible en línea.

Gibson, Campbell J. and Kay Jung. 2006. Historical Census Statistics on the Foreign-born Population of the United States: 1850-2000. Working Paper No. 81, U.S. Census Bureau, Washington, DC, February 2006. Disponible en línea.

UN High Commissioner for Refugees (UNHCR). 2019. One Year into Nicaragua Crisis, More Than 60,000 Force to Flee Their Country. Press release, April 16, 2019. Disponible en línea.

---. 2019. Costa Rican Schools Open their Doors to Displaced Nicaraguan Children. UNHCR, July 5, 2019. Disponible en línea.

United Nations Population Division. 2017. International Migrant Stock: The 2017 Revision. Accessed April 25, 2019. Disponible en línea.

U.S. Census Bureau. 2018. 2017 American Community Survey. American FactFinder. Disponible en línea.

U.S. Citizenship and Immigration Services (USCIS). 2018. Total Number of Current I-821 Temporary Protected Status Individuals. Updated November 29, 2018. Disponible en línea.

---. 2019. Number of I-821D, Consideration of Deferred Action for Childhood Arrivals by Fiscal Year, Quarter, Intake, Biometrics and Case Status: 2012-2019. Updated April 30, 2019. Disponible en línea.

---. 2019. Approximate Active DACA Recipients: Country of Birth. Updated April 30, 2019. Disponible en línea.

---. 2019. Temporary Protected Status. Updated March 27, 2019. Disponible en línea.

U.S. Customs and Border Protection (CBP). 2019. U.S. Border Patrol Southwest Border Apprehensions by Sector Fiscal Year 2019. Updated April 9, 2019. Disponible en línea.

World Bank Prospects Group. 2019. Annual Remittances Data, April 2019 update. Disponible en línea.